Latigazo cervical, lesión típica en los accidentes de tráfico.

Hoy en día cada vez hay más vehículos en las carreteras y como podemos observar en los medios de comunicación, a diario existen multitud de accidentes de tráfico. Si hiciéramos la estadística de cuántas personas han sufrido un accidente de tráfico nos asustaríamos de los resultados.

Así que escribo estas líneas con la intención de ofrecer unas pinceladas sobre una lesión típica, el esguince cervical o latigazo cervical, que se produce a diario y cuyo conocimiento considero que es muy importante para prevenir secuelas.
Esta lesión se produce habitualmente cuando, al golpear un automóvil a otro por la parte posterior o lateral, se provoca en los ocupantes un repentino movimiento de la cabeza hacia atrás (hiperextensión) y después hacia delante (hiperflexión) o viceversa.

Se piensa que la lesión ocurre en la fase inicial de la colisión posterior, momento en el que la cabeza va hacia atrás y el tronco hacia delante, aunque existen distintas posibilidades, siendo normalmente el cuello la zona mas afectada.
El impacto puede producir lesiones en diversas estructuras del cuello como músculos, discos, nervios, ligamentos y articulaciones. Los síntomas más frecuentes que provoca son el dolor cervical (cervicalgia) irradiado a veces hacia los hombros, brazos y manos, dolores de cabeza (cefaleas), sensación de adormecimiento y hormigueos del miembro superior (parestesias), falta de movilidad en el cuello (rigidez), mareos y vértigos.

Estos síntomas no tienen porque aparecer en el momento de la colisión, a veces incluso se manifiestan al día siguiente o después de varios días, semanas o meses.
Por lo tanto, en caso de sufrir un accidente de estas características, en primer lugar hay que acudir el mismo día al Servicio de Urgencias del Hospital más cercano para hacer además de una valoración médica, radiografías a nivel del cuello y así poder descartar que no existan fracturas en las vértebras cervicales, porque esto supondría una lesión grave.

En segundo lugar se debe ir a un fisioterapeuta para que haga el tratamiento apropiado. Se aconseja acudir una semana después del accidente si no existen contraindicaciones o síntomas mayores.
En cualquier caso y como medida preventiva es aconsejable, que siempre que se viaje en coche, se cuide por un lado de que los reposacabezas de los asientos del coche estén adecuadamente ajustados, ya que éstos reducen la incidencia y severidad de los daños del cuello, y por otro lado que estén colocados a nivel del occipital, es decir, a nivel de la zona media baja de la parte posterior de la cabeza. También es recomendable que la postura del ocupante en el habitáculo sea la correcta, con la espalda bien apoyada en el asiento, y los pies apoyados en el suelo.

articulo1

 

DiamonDesignLatigazo cervical, lesión típica en los accidentes de tráfico.